Trucos para saber si el contenido de tu web está optimizado

Comparte
Votos

analisis de contenido de una web

 

Como ya os hemos explicado muchas veces, el contenido de una web es fundamental para su éxito. Te en cuenta que, una buena estrategia de marketing de contenidos te ayudará a mejorar tu estrategia de marketing, branding y comunicación, on y off line.

 

13 ventajas del marketing de contenidos bien trabajado:

 

  1. Posicionar mejor en Google
  2. Mejorar la visibilidad de tu marca
  3. Segmentar a tus usuarios por intereses
  4. Atraer a clientes potenciales verdaderamente interesados en tu marca
  5. Posicionarte como experto en un sector concreto
  6. Ganar credibilidad como empresa y/o marca personal
  7. Establecer relaciones de confianza con tus clientes potenciales
  8. Ofrecer un valor añadido a tus clientes potenciales
  9. Convertir las visitas a tu web en leads
  10. Convertir las visitas a tu web en ventas
  11. Desarrollar una estrategia exitosa de inbound marketing
  12. Fidelizar a los clientes de tu empresa
  13. Aumentar las ventas cruzadas de tus productos y/o servicios



Estos 13 beneficios hacen que sea imprescindible para cualquier empresa tener una buena estrategia de contenidos y, por supuesto, tener una página web con los contenidos optimizados.

De lo contrario, estarás perdiendo 13 oportunidades de oro para tu empresa.

 

¿Cómo puedo saber si el contenido está optimizado?

 

Hay muchos factores que pueden hacer que el contenido de tu web no esté funcionando como debiera.

Pero los principales factores que debes tener en cuenta para determinar si el contenido de tu web está bien optimizado se pueden agrupar en 4 grandes grupos. Por eso debes preguntarte:

 

1. ¿El contenido es idóneo?

 

Es decir, ¿el contenido de tu web es adecuado para atraer, cautivar, retener y deleitar a tus clientes potenciales?

 

Ten en cuenta que, por más bueno que sea el contenido de tu web, si no es capaz de atraer al público que a tu empresa le interesa, no servirá absolutamente para nada.

 

Para eso, es fundamental partir de un plan de marketing general que determinará los buyer personas de tu web y los objetivos Smart. Con estos elementos como punto de partida será mucho más fácil crear una estrategia de marketing de contenidos que ayude realmente a atraer y cautivar a los usuarios adecuados.

 

2. ¿El contenido es bonito?

 

Dicen que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Pues tenemos que hacer una nueva versión del refrán porque “lo bueno, si bonito, mil veces bueno”.

Y es que hoy en día, lo que no entra por los ojos pasa totalmente desapercibido. O lo que es peor, se percibe como malo pese a ser muy bueno en su fondo.

 

Por eso es fundamental que el contenido de tu web sea visualmente agradable. Y no importa si es texto, vídeo, imagen, animación, etc. todo debe cumplir con unos criterios estéticos determinados: uso de determinada tipografía, colores, espacios en blanco, imágenes, etc.

 

Aunque es cierto que la belleza es relativa, nunca olvides que tu web debe ser “bonita” para tus clientes potenciales. Por lo que, debes asegurarte que cada aspecto de tu contenido es capaz de entrar por lo ojos de tus buyer personas.

 

No olvides la mayoría de errores que afectan a la experiencia del usuario de una web están relacionados con la estética de la web en sí. Y si la navegación es mala, el usuario se va y no vuelve.

 

Si quieres un poco de inspiración, te recomendamos que le des un vistazo a las tendencias de diseño web para que puedas ver ejemplos claros de contenido bonito o al menos, visualmente atractivo.

 

Eso sí, no olvides que además de gustarle a tu público objetivo, todo tu contenido debe ser capaz de representar visualmente a tu empresa.

Si tienes un brandbook o manual de identidad corporativa te será mucho más fácil crear contenido visual que además sea capaz de transmitir los valores y esencia de tu empresa.

 

Otro truco que te ayudará a generar contenido bonito, pasa por saber cómo habla tu marca. Es decir, cuál es el tono y el tipo de mensajes más adecuados para las comunicaciones de tu empresa.

 

Si tienes en cuenta estos factores te será más fácil crear contenido bonito y corporativo que te ayude a enamorar a tus clientes potenciales.

 

3. ¿El contenido es útil?

 

Este es otro de los factores clave del marketing de contenidos. Porque no se trata de generar contenido porque sí. Sino de generar contenido que sea capaz de aportar valor y ser útil para el cliente potencial.

 

Ten en cuenta que el contenido que es útil es más fácil que se convierta en contenido viral.

 

Por eso, es fundamental que conozcas al máximo a tus buyer persona para saber en qué etapa del proceso de compra se encuentra y qué contenido necesitan en cada parte del proceso de compra.

Porque quizás tu estás creando contenido textual cuando tus clientes potenciales buscan vídeos, o infografías, Webinars,...

 

Una vez tengas claro estos aspectos, podrás generar contenido realmente útil para tus usuarios y para tu público objetivo.

 

Otro aspecto que no debe faltar para optimizar el contenido de una web son los Calls to action (CTA). Ten en cuenta que el uso adecuado de Calls to action son uno de los factores determinantes del éxito de una estrategia de marketing on line.

Por lo que es conveniente que añadas estratégicamente Call to actions a la web de tu empresa para aumentar las conversiones.

 

Otro elemento que, utilizado estratégicamente agregará mucho valor a tu empresa y será fundamental para convertir visitas en clientes será el uso de Lead magnets.

Por eso, es recomendable que analices qué le gusta, qué buscan o qué necesitan tus clientes potenciales para que puedas crear el Lead Magnet más adecuado.

 

Si necesitas algo de inspiración, aquí tienes 21 ideas de Lead Magnets que pueden ayudarte a aumentar las conversiones de tu web.

 

4. ¿La estructura y programación del contenido es correcta?

 

Y la última pero no por eso la menos importante, está la parte técnica de la optimización del contenido.

Y decimos la parte técnica, ya que necesitarás unos conocimientos mínimos de SEO de contenidos (que podrás aprender en nuestro curso de SEO on line: “Mejora el SEO de tu web en un mes”) para poder optimizar al máximo tu contenido.

 

No olvides que siempre debes generar contenido para tus clientes potenciales. Aunque, si este contenido no está optimizado para Google será muy difícil (o caro) que tu cliente potencial lo encuentre.

 

Por eso, es fundamental que, además de generar contenido idóneo, útil y bonito esté optimizado correctamente para los buscadores.



¿Qué aspectos debes tener en cuenta para optimizar el contenido de tu web para Google?

 

Son muchos los factores técnicos que afectan al SEO (posicionamiento en buscadores)

Sin embargo, hay 9 elementos hacen referencia al contenido y que sí o sí debes trabajar para asegurarte que tu contenido aparece cuando tu público potencial lo busca.

 

9 indispensables para optimizar el contenido de una web para el SEO

 

  1. Palabras clave: Este aspecto saldrá de la estrategia de marketing. Pero la elección de palabras clave para desarrollar es fundamental para que una web posicione bien en Google o no con determinadas búsquedas.
  2. El título de la web: desde que no exceda de un largo concreto hasta que incluya alguna palabra clave determinada.
  3. Los Headers: El uso estructurado de las cabeceras será fundamental para que los buscadores entiendan el orden, la jerarquía y la importancia del contenido de tu web.
  4. Las etiquetas meta: Desde el contenido único de las metadescripciones hasta el tamaño adecuado de las mismas.
  5. Los Alt text: Google aún no puede leer correctamente las imágenes (aunque cada vez lo hace mejor). Por eso, es fundamental describirle el contenido de las imágenes para que pueda posicionarlas en sus resultados.
  6. Las negritas: Del mismo modo que las cabeceras, además de ayudar a que la web sea más bonita y legible, el buen uso de las negritas jerarquiza el contenido importante.
  7. Las cursivas: Exactamente igual pasa con el uso adecuado de las cursivas.
  8. Los listados: Los listados también facilitan la lectura del contenido y hacen que a Google le sea más fácil entenderlo.
  9. Los enlaces: En este caso, los enlaces salientes, los que haces desde tu contenido hasta otra web o tu propia web, le ayudarán a Google a evaluar cuán importante es tu contenido y cómo debe posicionarlo.

 

Como puedes ver, no basta únicamente con crear un gran contenido. Sino que debe estar estructura de determinada forma para que funcione adecuadamente.

 

Ten en cuenta que, por más bueno que sea tu contenido, si estos factores no están desarrollados ni estructurados correctamente, tu web perderá una gran cantidad de visitas potenciales, porque nadie la encontrará.

 

¿El contenido de tu web está optimizado para el SEO?

Si no lo está o no lo sabes ¡no te preocupes! puedes averiguarlo aquí de forma totalmente gratuita.

 

Rellena este formulario y recibirás gratis el informe de optimización de contenido XS en tu mail.

 



Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo