Tipos de target según cómo afronta la pandemia

Comparte
Votos

tipos-de-target-segun-como-afronta-la-pandemia_Mesa de trabajo 1

A raíz de la pandemia mundial del coronavirus la manera de consumir de los usuarios ha cambiado, y según el tipo de target, ha evolucionado distinto. 

 

Al inicio de la pandemia las marcas se decantaron por mensajes que apelaban a los sentimientos de los usuarios, pero la nueva realidad de comunicación con la pandemia es muy distinta. 

 

Las marcas han detectado estos cambios de consumismo, y estas se tienen que adaptar a los nuevos tipos de target que han surgido con el Covid-19.

 

En este artículo te explicamos los nuevos tipos de target y las distintas acciones que se tienen que llevar a cabo con cada grupo para enfocar las nuevas campañas de publicidad y marketing y estrategias de comunicación.

 

Tipos de target según cómo afronta la pandemia

 

 

  1. Resistente

    Este grupo está formado por todos aquellos usuarios fuertemente afectados por la COVID-19, tanto en lo emocional como en lo económico. Puede haberse visto expuesto al virus y haber padecido problemas de salud. Del mismo modo que familiares, amigos y conocidos que han sufrido las consecuencias.

    El target resistente se caracteriza por intentar superar la situación, tratando de llevar una vida lo más normal posible, como la conocían antes de la pandemia.



  2. Controlador

    Este grupo está comprimido básicamente por aquellos consumidores que tienen entre 35 a los 60 años a los que la pandemia les ha provocado un gran impacto en su situación económica, al haberse quedado sin su empleo. 

    A diferencia del consumidor resistente, el consumidor controlador quiere tener un control exhaustivo de sus gastos. 

    Sus objetivos de compra se limitan a los bienes imprescindibles para subsistir, dejando de lado los caprichos y deseos. 

    Para llegar a este tipo de target, se tienen que ofrecer productos de necesidad básica con un precio asequible.




  3. Despreocupado

    Este grupo está mayoritariamente formado por personas de menos de 35 años. Desean que los tiempos pre-pandemia regresen cuanto antes y que su vida vuelva a ser como era, y es por este motivo que son unos compradores compulsivos de productos y artículos que no son prioritarios.

    Para llegar a este tipo de consumidor se les tiene que apelar la parte sentimental a modo de recompensa. Por ejemplo: “después de este duro confinamiento, te lo mereces”.

    Este consumidor es el más parecido al que había antes de la pandemia.



  4. Asustado

    Este target, a priori, lo relacionamos con el principio de la pandemia, cuando la preocupación por la situación por la expansión de la pandemia era un sentimiento generalizado. 

    El target asustado se relaciona hoy en día con aquellos usuarios que conviven con casos cercanos de COVID-19 y han observado las consecuencias o secuelas a nivel de salud que pueden dejarles. Se vuelve muy sensibilizado con la cuestión sanitaria.

    Cabe destacar que este grupo tiene una sensibilización a nivel sentimental y no económica. Estos han logrado subsistir a los desafíos económicos y la pandemia no ha impactado en su nivel adquisitivo, y por lo tanto, su nivel de consumo es muy parecido al de la pre-pandemia.



  5. Emocional 

    El target emocional es aquel que sufre la pandemia desde un lado sentimental, al igual que el target asustado. Estos tienen un gran parecido, ya que en los dos casos no han tenido impactos económicos, pero la principal diferencia es que el target emocional empatiza con las pymes.

    A la hora de comprar, una persona con carácter emocional, se decanta por realizar una compra en la tienda de pueblo y no por ir a una multinacional o a una gran cadena comercial.

    Por ejemplo, el usuario que se quiere comprar un sofá, irá a la tienda de muebles que lleva “toda la vida” en su ciudad, en lugar de ir al Ikea a comprar un sofá que le podría costar más económico. 



  6. Expectante

    Le preocupa la evolución del COVID-19 y se mantiene precavido en el aspecto económico. Este tipo de target no confía en la recuperación a corto plazo de los impactos de la pandemia y prefiere no consumir en exceso, limitándose a las necesidades básicas, ya que está preocupado por la recuperación económica a largo plazo y a su futuro laboral.


  7. Previsor

    Un grupo muy ligado al target expectante. El target previsor es pesimista y no confía en la recuperación a corto plazo de la crisis del Covid-19. Está preocupado por su economía y situación laboral, aunque por el momento no se ha visto afectado.

    A diferencia del target expectante, este consume en exceso productos que  sirvan para facilitarle la vida, además de para prevenirse de un futuro confinamiento domiciliario o para las restricciones de movilidad.




  8.  Shockeado

    Muy afectado a nivel anímico y emocional. Suelen sentir cierta obsesión por todos los aspectos de prevención recomendados. Son el grupo que más ha padecido fases de ansiedad o incluso de depresión durante la época del confinamiento. 

    Le gusta desconectar a menudo y su estado de ánimo empeoró en la segunda oleada, y lo sigue haciendo en la tercera. 

 

 

Como has podido ver, la pandemia ha dejado un escenario con muchos tipos de target distintos. Claro está que una sola empresa no puede llegar a todos ellos, pero se tiene que realizar un análisis interno para saber hacia dónde dirigirse para lograr impactar sobre el target correcto,

 

Si necesitas asesoramiento para saber hacia qué tipo de target te tienes que dirigir, y cómo tienes que hacerlo, ¡no dudes en comentárnoslo!

 

Fuentes: Idearium 3.0, Marketing News, Lanzadera, Marketing Directo, CESCE

 

 

Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo