Qué tipos de cookies hay y para qué sirven

Comparte
Votos

Seguro que últimamente has entrado en diversas páginas webs, blogs o tiendas on line y te ha salido un aviso de que esas páginas webs utilizan cookies.  Es una aviso algo molesto, aunque como usuarios nos tendremos que ir acostumbrando ya que el uso de cookies está ampliamente extendido en el mundo digital.

LA MAYORÍA DE PÁGINAS WEB, BLOGS Y E-COMMERCE UTILIZAN VARIOS TIPOS DE COOKIES

 

Tipos de cookies para páginas web, blog y tiendas on line

Pese a que muchas personas no son conscientes de ello, la mayoría de webs utilizan uno o varios tipos de cookies. 

Según la Agencia Española de Protección de Datos (AEDP) una cookies es "cualquier tipo de archivo o dispositivo que se descarga en el equipo terminal de un usuario con la finalidad de almacenar datos que podrán ser actualizados y recuperados por la entidad responsable de su instalación”

O dicho de manera más fácil de entender:

Las cookies son unos pequeños códigos de programación que se instalan en los navegadores de los usuarios con la finalidad de almacenar información de uso y de navegación. 

 

¿Qué tipos de cookies hay?

Hay diversos tipos de cookies que se pueden clasificar en función de:

Quién ha creado las cookies:

  • Cookies propias: Códigos de programación creados por la propia empresa que gestiona la web. Por ejemplo, si tenemos una página web en varios idiomas, podemos crear una cookie para que recuerde el idioma del navegador del usuario y así la próxima vez que el usuario entre en esa web se le abrirá directamente en el idioma que utiliza el usuario en el navegador.
  • Cookies de terceros: Códigos de programación creados por otras empresas pero que podemos incluir en nuestra página web. Como por ejemplo, si utilizamos algún programa de analítica web como Google Analytics, este programa utilizará sus cookies a través de nuestra web para recordar datos de navegación y uso: cuánto tiempo están en nuestra web, qué han visitado, etc.


Cuánto duran las cookies:

  • Cookies de sesión: Códigos de programación que almacenan datos de los usuarios únicamente mientras dura su sesión. Por ejemplo, si tenemos una tienda on line, podemos utilizar una cookie para que su navegador recuerde que ese usuario, que no se ha registrado previamente en la tienda on line, acaba de incluir un producto a un carrito. Esa cookie nos permitirá que el usuario siga navegando por nuestra web y que ese producto siga almacenado en su carrito de compra. Pero, cuando salga de la e-commerce sin realizar la compra, se perderá esa información.
  • Cookies persistentes: Códigos de programación que almacenan datos de usuarios durante un tiempo determinado, ya sean unos minutos o unos años. Por ejemplo, podemos crear una cookie para que la primera vez que entramos a una web nos salga el aviso de que nuestra web utiliza cookies. En este caso, podemos programar esa cookie para que almacene esa información durante 3 meses y así recuerde si ese usuario ha entrado previamente no le vuelva a mostrar ese aviso cada vez que entre. 


Para qué son las cookies:

  • Cookies técnicas: Códigos de programación que permiten almacenar opciones de nuestra web, blog o tienda on line, como por ejemplo identificar una sesión, acceder a contenido extra o restringido, etc.
  • Cookies de personalización: Códigos de programación que almacenan información previamente personalizada por el usuario, como por ejemplo, personalizar la página de inicio de nuestro buscador.
  • Cookies de análisis: Códigos de programación que permiten almacenar datos sobre cómo el usuario navega. De este modo se pueden analizar y detectar hábitos de navegación y mejorar la web, blog o e-commerce para adaptarse a las necesidades de navegación de los usuarios.
  • Cookies publicitarias: Códigos de programación creadas para gestionar y optimizar aspectos relacionados con la publicidad que recibe el usuario, como por ejemplo, la frecuencia con la que se le muestra un anuncio.
  • Cookies de publicidad comportamental: Códigos de programación creadas para gestionar y optimizar los espacios publicitarios de las webs almacenando datos de sus hábitos de navegación. Este tipo de cookies permiten, por ejemplo, mostrarle a los usuarios banners de publicidad de la que puedan estar potencialmente interesados.


Como has podido ver hay diversas categorías de cookies que permiten recabar información de los usuarios, mejorar su experiencia de navegación por internet y proporcionarles datos de hábitos de navegación a las empresas que las utilizan.

Pero si tienes una página web, un blog o una tienda on line, es muy importante que conozcas los tipos de cookies que utilizas en tu página web, blog, tienda on line, aplicación, etc. ya que algunas de estas cookies están reguladas por el artículo 22 de la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico y por la modificación de este artículo por el Real Decreto Ley 13/2012 con la finalidad de adaptarlo a las directrices europeas.

En el próximo artículo explicaremos con más detalle qué cookies están reguladas legalmente y cómo las empresas que tienen presencia en internet deben adaptarse a la Ley de cookies para evitar ser sancionadas.

Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo