Las 3 mejores técnicas creativas

Comparte
Votos

En el mundo de los negocios, es muy importante ser novedoso con ideas creativas. Da igual si eres la propietaria de la panadería de la esquina o una alta ejecutiva de una multinacional, tener ideas creativas te harán mejorar tu empresa, diferenciarte, y marcar tendencia.

Se pueden utilizar para crear productos nuevos, mejorar los ya existentes, crear un nombre, mejorar las relaciones con los clientes, con los trabajadores, innovar en una industria, crear un nuevo modelo de negocio, y un largo etcétera.

Algunas personas dicen que se nace creativo y otras que el creativo se hace. Sea como sea, lo que es cierto es que hayas nacido creativo o no, hay un montón de técnicas que te pueden ayudar a desarrollar tu ingenio y creatividad.

 


En este post, vamos a explicaros las 3 que creemos son la más efectivas:

 

 

SCRAMER

 


Esta técnica implica replanteárselo todo siguiendo 7 patrones: sustituir, combinar, adaptar, modificar, reutilizar, minimizar y reordenar.

Se puede practicar individualmente o en grupo, aunque siempre es mejor realizarla en grupo y, a ser posible, con personas de diferentes disciplinas, formas de pensar, etc. ya que habrá más puntos de vista y surgirán ideas muy diferentes.

Siempre hay que partir de un objeto, concepto o objetivo base sobre el cual trabajar. Por ejemplo: crear unas nuevas galletas, un perfume, mejorar un coche, etc. Y todas los replanteamientos, por estúpidos que parezcan, ¡son bienvenidos! En la creatividad, la mayoría de ideas geniales salieron de errores y de conceptos aparentemente tontos o increíbles.

S: ¿Sustituir?
Se trata de sustituir conceptos, cosas, lugares, ideas, etc.
Por ejemplo, ¿Y si cambiamos las galletas por aperitivos?, ¿Y si cambiamos el sudor por perfume?

C: ¿Combinar?
Se trata de combinar emociones, conceptos, cosas, lugares, ideas, etc.
Por ejemplo, ¿Y si al coche le añadimos simpatía?, ¿Y si mezclamos galletas con rosas?

R: ¿Reutilizar?
Se trata de reutilizar conceptos, cosas, lugares, ideas, etc.
Por ejemplo, ¿Y si reutilizamos los croissants para hacer galletas?, ¿Y si hacemos perfumes de aceites reciclados?, ¿Y si utilizamos los coches para nadar?

A: ¿Adaptar?
Se trata de adaptar contextos, conceptos, cosas, lugares, ideas, etc.
Por ejemplo, ¿Y si adaptamos los coches para ciegos?, ¿Y si hacemos galletas de kebab para perros?

M: ¿Modificar?
Se trata de modificar conceptos, cosas, lugares, ideas, etc.
Por ejemplo, ¿Cómo hacemos unas galletas sin harina?, ¿Cómo hacemos un coche sin ruedas?

E: ¿Eliminar?
Se trata de minimizar o eliminar conceptos, cosas, lugares, ideas, etc.
Por ejemplo, ¿Y si en España no se comieran galletas?, ¿Y si  la piel oliera a rosas?

R: ¿Reordenar?
Se trata de reordenar conceptos, cosas, lugares, ideas, roles etc.
Por ejemplo, ¿Y si el perfume se utilizara para dormir?, ¿Y si conduciéramos hacia atrás?


Una vez planteadas todas las preguntas posibles de SCRAMER, pasaríamos a la fase de selección de ideas, ya que, obviamente, saldrán ideas geniales y saldrán otras que irán directas a la basura.

 

 

Sleep writing

 


Esta es una de mis favoritas, ya que se basa en trabajar directamente con el subconsciente. No siempre es igual de efectiva, ¡pero puede generar ideas geniales!

Se practica individualmente, aunque si luego se puede compartir los resultados con más personas, mejor, así nutrirán la idea.

Nuestro cerebro trabaja 24h. De día, la parte consciente del cerebro está muy activa, pero cuando dormimos, el subconsciente se abre paso y es capaz de hilar ideas y conceptos de una manera asombrosa.

Es básico para utilizar esta técnica, dormir con una libreta o papel y un lápiz muy cerca.

La técnica se basa en plantearnos el problema en cuestión antes de irnos a dormir. Hay que darle vueltas y vueltas al problema y a las posibles soluciones hasta que nos quedemos dormidos y nuestro cerebro hará el resto. Justo antes de entrar en el sueño profundo (REM), lo más probable es que nuestro cerebro haya ideado la mejor solución para nuestro problema.
Eso si, es muy importante despertarse en ese momento y apuntarlo, ya que sino, al día siguiente lo más probable es que ya no lo recordemos.

 

 

Brainstorming

 


Esta es la técnica más conocida y probablemente la más practicada por todas las empresas.

Se practica en grupo de unas 10 personas. Debe haber un moderador que se encargue de apuntar todas las ideas que surjan y tiene 2 fases: la tormenta de ideas y la criba de las ideas surgidas. Suele durar entre 30 y 60 minutos.

Consiste en que el grupo de personas digan durante 15 minutos todas las ideas que le vengan a la cabeza relacionadas o no con el tema en cuestión. ¡Todas las ideas son válidas y en principio ninguna debe ser rechazada!, por absurda que parezca. Así, las ideas de unos, generan más ideas, y como ya hemos dicho antes, de muchas ideas absurdas pueden salir ideas absolutamente geniales.
Todos los miembros del grupo pueden aportar tantas ideas quieran y tantas veces como quieran. ¡Cuantas más ideas, mejor!

Transcurrido el tiempo de la tormenta de ideas, el moderador, debe decir todas las ideas que han surgido y, entre todos, se tiene que decidir las ideas que son válidas y las que no.

 



Hay muchísimas más técnicas creativas, pero estas son, a nuestro parecer las más efectivas y las que mejor ayudan a crear ideas creativas y novedosas.

En próximos posts, compartiremos más técnicas para que sigáis desarrollando vuestra creatividad y podáis sorprendernos con las ideas más novedosas y originales.

¿Y tu? ¿Qué técnicas creativas utilizas?

Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo