Del método OPERA al método CREER

Comparte
Votos

Del método OPERA al método CREERDesde hace ya varios años se habla del método OPERA como el pilar de la comunicación 2.0.

Sin embargo, nosotros tenemos una versión adaptada del mismo, con un nombre menos glamuroso pero igual de efectivo.

 

Es el método CREER: Captar, Retener, Experimentar, Enamorar y Recomendar.

 

 

 

Y como a nosotros nos es muy útil, queremos compartilo con todos vosotros:
Captar

CAPTAR

Toda empresa, ya sea en el mundo off line u on line, necesita captar la atención y el interés de su público potencial. Para ello podemos utilizar publicidad convencional (ATL), publicidad no convencional (BTL), técnicas de marketing, promoción, relaciones públicas, optimización en buscadores, marketing de buscadores, etc. o un mix de todas ellas. Pero la finalidad siempre es captar la atención de nuestros posibles clientes. 

La clave para captar a nuestros posibles clientes dependerá de lo bien elaborado que esté nuestro plan de comunicación.

 

Retener
RETENER

Una vez hemos captado la atención de nuestro público potencial, necesitamos retenerlos. Esto se aplica también tanto en el mundo on line como en el mundo off line. Todo lo que tenga que ver con nuestra empresa debe tener la capacidad de hacer que nuestro público potencial se fije en nosotros y que además, quiera conocer más sobre nosotros, nuestro trabajo, nuestros productos, servicios, etc.
Para ello es básico que aportemos un valor añadido. Algo que nos hace únicos, que nos diferencia del resto de competidores y que le aporte algo más a nuestros posibles clientes. Si tenemos un web, no es suficiente con que entren.  Debemos conseguir que naveguen. Igual pasa con un local físico. No es suficiente con que vean nuestro escaparate. Debemos conseguir que entren a nuestra tienda y que miren todo lo que le ofrecemos.
Si tenemos una imagen cuidada al detalle y un buen plan de negocios y un buen plan de marketing on y off line será mucho más fácil retener a nuestros clientes potenciales.

 

Experimentar

EXPERIMENTAR

Cuando hemos conseguido captar y retener a nuestro público potencial, debemos involucrarlos con nuestra marca, con nuestra esencia, con nuestra filosofía,… Para ello debemos hacerlos experimentar, vivir nuestra marca, hacerlos interactuar con nosotros.
Una marca es algo que no solo se debe ver, se debe sentir, se debe oler, se debe vivir, se debe tocar, se debe saborear…
Para ello, podemos crear eventos, jornadas de puertas abiertas, dejar que los clientes potenciales toquen y experimenten con nuestros productos y servicios, dejar que huelan, que prueben,…
Pero no solo se puede experimentar una marca físicamente. En el mundo on line, también podemos ofrecer experiencias gracias a una página web original, donde esté pensado al detalle para pestaña, cada botón, cada mensaje… Además, las redes sociales nos permiten hablar con nuestro público y hacerlos partícipes de absolutamente todo lo que hacemos.
Del mismo modo que en la retención, para que la experiencia de nuestra marca sea adecuada será imprescindible tener una imagen de marca muy bien cuidada, un plan de negocios muy estudiado y un plan de marketing y donde se trabaje la transmisión de nuestro valor añadido.

Enamorar

ENAMORAR

Ya hablamos de que toda marca debe aspirar a ser una Love Mark. Y cuando ya hemos conseguir captar a nuestro público potencial, retenerlo, y que experimenten la marca, debemos enamorarlos.
Una persona enamorada de otra persona es totalmente fiel, solo tiene ojos para esa persona, está abierta a todas las propuestas que la otra persona le haga, es capaz de sacrificarse por estar cerca de la otra persona, solo tiene buenos pensamientos y palabras positivas de la otra persona… Pues pasa exactamente igual cuando una persona se enamora de una marca.
Pero para enamorar a nuestro público potencial debemos conseguir que se sienta totalmente identificado con nosotros, con lo que somos, con como pensamos, con lo que hacemos, con lo que no hacemos, con lo que sentimos, con lo que decimos, con como lo decimos… y que se sienta parte de nosotros.
Si trabajamos con un segmento de mercado específico y cuidamos cada detalle de imagen, comunicación, marketing, diseño, atención al cliente, el branding… será mucho más fácil que nuestro público potencial aspire a ser parte de nosotros.
Debemos dar el salto y dejar de ser una simple marca para nuestro público potencial. Debemos ser la marca que los representa, aquella con la que se sienten identificados e incluso aquella marca que les gustaría ser algún día.

Recomendar

RECOMENDAR

Cuando hemos conseguido los pasos anteriores, la recomendación viene sola. Aunque también es cierto que debemos dar el máximo de facilidades posibles para que los clientes y el público potencial enamorado de nuestra marca y de lo que representa pueda comunicárselo al mundo
Las redes sociales, los virales, los premios por la recomendación,… nos ayudarán a impulsar la recomendación boca a boca.


Obviamente cada marca tendrá que trabajar de manera individual cada parte del método para adaptarla a sus necesidades, objetivos, estrategia, etc.
Pero a términos genéricos, estas 5 pautas pueden ser de gran ayuda para cualquier empresa que quiera mejorar, ampliar su cartera de clientes, fidelizar a los clientes que ya tiene, aumentar sus ventas, crecer y mejorar su reputación on y off line.

Así que esperamos que nuestro método os sea muy útil. 

Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo