Anticípate a las crisis con estas 2 técnicas creativas

Comparte
Votos

2 técnicas creativas para adelantarse a las crisis de empresaHay muchos condicionantes que pueden derivar en una crisis en tu empresa: desde que alguien se intoxique con alguno de los productos que vendemos, que cometamos algún error en el servicio, que sin querer dañemos o molestemos a un cliente, que nos quedemos sin suministros, que salga una nueva ley que afecte directamente a nuestra empresa, que lancemos un mensaje por las redes sociales y sea mal interpretado, se corra un rumor negativo sobre nuestra empresa, y un sin fin más de probabilidades.  

Y no importa si es una crisis on line u off line. Una mala gestión de una crisis puede terminar con el cierre de tu empresa.

Así que merece la pena dedicarle un tiempo a pensar en cómo adelantarse a las futuras crisis que se pueden crear y así asegurarte que, si pasa, reaccionarás de la manera adecuada y conseguirás neutralizar la crisis de forma rápida, efectiva y sin que ésta afecte gravemente a tu empresa.

Por eso, y como hay muchos tipos de crisis que nos puede afectar a diversos niveles, nosotros proponemos utilizar la creatividad y 2 técnicas creativas que nos permitirán adelantarnos a las posibles crisis que podamos tener en nuestra empresa:

 

ASOCIACIÓN DE IDEAS

Lo primero que debemos hacer es identificar los posibles riesgos para adelantarnos a posibles crisis futuras. 
Parece complicado adelantarse al futuro, sin embargo hacer un análisis previo nos dará algunas pistas nos ayudarán a ubicarnos. 

Para ello debemos determinar el ámbito en el que estamos y todo lo que se relaciona con él. Si tenemos un plan de negocios, un plan de marketing o un plan de comunicación esta tarea nos será mucho más fácil ya que ya partiremos de un análisis base.  

Es el momento de coger lápiz y papel y jugar a relacionar ideas. Es decir, escribir el nombre de nuestra empresa y anotar todas las palabras que nos vengan a la mente que tengan relación con ella. 
Para sacarle más provecho a esta técnica, nosotros os recomendamos realizarla varias veces intentando enfocar las respuestas a todos los factores internos y externos que están relacionados con nuestra empresa.

 

Por ejemplo: Si tenemos una panadería, estas serían algunas de las respuestas posibles:

pan, barrio, vecinos, harina, agua, levadura, calle, clientes, croissant, papel de envolver, luz, casero, bollería, madrugar,…

 


Cualquier cosa que esté relacionada directa o indirectamente con nuestra empresa debemos anotarla. Y cuantas más respuestas tengamos mejor podremos definir a cómo y a quién puede afectar cualquier cosa que pase en nuestra empresa o qué factores externos pueden perjudicar a nuestra empresa.

Todas las palabras que seamos capaces de asociar nos ayudarán a definir un marco de referencia, de acción y de atención para nuestra empresa.

Y si no os vienen muchas ideas, siempre podéis realizar estas técnicas para desbloquear la creatividad.

 

WHAT IF... (qué pasaría si…)

Ahora que ya tenemos un montón de palabras que se relacionan con nuestra empresa, es el momento de plantearse diversos escenarios posibles que pueden derivar en una crisis.

Para ello vamos a utilizar la técnica creativa llamada "What if”. Es muy parecida al SCRAMER, solo que esta es mucho más amplia en cuento a los supuestos que podemos hacer: Consiste escoger las palabras que hemos relacionado con nuestra empresa y suponer cosas. Es decir, proponer escenarios hipotéticos y plantearse qué pasaría si eso pasara.
Del mismo modo que cuando realizamos la asociación de ideas, es muy importante plasmarlas en papel y lápiz, ya que así nos será mucho más fácil desarrollarlas y recordarlas en un futuro.

 

Siguiendo el ejemplo que hemos usado anteriormente, podríamos plantearnos:

¿Y si la gente dejara de comer pan?
¿Y si abrieran 200 panaderías en el barrio?
¿Y si los vecinos se pusieran a dieta?
¿Y si los proveedores de harina se pusieran en huelga?
¿Y si me cortan el agua?
¿Y si la levadura viene defectuosa?
¿Y si levantaran la calle para hacer obras?
¿Y si los clientes tienen una reacción alérgica con nuestros productos?
¿Y si el croisant tiene un pelo?
¿Y si nos quedamos sin papel de envolver?
¿Y si suben en exceso la luz?
¿Y si se pone de moda el pan hecho en casa?
¿Y si hacen una campaña en contra de la bollería?
¿Y si…?

 


Podemos plantearnos tantos “y si…” como se nos pasen por la cabeza. De hecho, cuantos más nos planteemos, más posibles escenarios tendremos y por lo tanto más fácil será analizar posibles problemas que nos puedan suceder.
Debemos tener en cuenta que al plantearnos un escenario concreto, nos obligamos a pensar cómo podríamos reaccionar ante ese escenario. Por eso, esta técnica creativa puede ser muy poderosa para adelantarnos a posibles problemas y a posibles crisis que pudieran venir en el futuro.



Estas 2 técnicas creativas nos ayudarán a plantearnos escenarios posibles de crisis y a desarrollar la manera más adecuada de salir de ellos con la mayor soltura posible.

 

¿Os animáis a poner en práctica estas técnicas en vuestra empresa?

 

Más adelante, os explicaremos como realizar un protocolo de acción de crisis para que podáis reaccionar en el tiempo y la manera adecuada ante determinadas posibles crisis.


Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo