8 motivos por los que debes cambiar el nombre de tu empresa

Comparte
Votos

8 motivos por los que debes cambiar el nombre de tu empresaComo hemos explicado en otros artículos, tener un buen nombre es fundamental para el éxito de una empresa. Sin embargo en muchas ocasiones nos encontramos con clientes que ya hace muchos años que crearon el nombre de la empresa o que cuando lo crearon fue de manera más intuitiva, sin tener en cuenta aspectos clave imprescindibles en la creación de naming que terminan marcando el futuro de esta empresa.

 
Por eso en este artículo hemos querido mencionar los 8 motivos por los que es el momento de cambiar el nombre de tu empresa y marca:
 
  • El nombre de tu empresa no se ajusta la actualidad de tu empresa: es muy probable que cuando creaste tu empresa hace algunos años atrás jamás llegaste a imaginarte en lo que se podía convertir. Los tiempos han cambiado, tu público ha cambiado, tu imagen ha cambiado y tu empresa también. Eso implica que, probablemente, ha llegado el momento de evolucionar y cambiar el nombre de tu empresa. Es el caso de Totsuko una modesta empresa japonesa de escaso presupuesto que según fue creciendo decidió cambiar el nombre a uno que la representaba mejor: Sony, inspirado en la palabra “Sonus” (que significa sonido en latín) y a “Sonny Boy” (frase japonesa que significa persona de espíritu libre)

 

  • El nombre de tu empresa es difícil de pronunciar y recordar: Hay nombres que son muy difíciles de pronunciar y de recordar. Como por ejemplo Budweiser, Schweeppes, Mr Propper o Cadabra. En estos casos existen dos opciones: por un lado puedes realizar una gran inversión en publicidad para reforzar en la recordación del nombre de la marca como es el caso de Schweeppes o Budweiser en su mítico anuncio de las ranas. Y por otro lado puedes optar por cambiar el nombre, como hicieron Mr. Propper (ahora conocido como Don Limpio) o Cadabra (ahora conocida como Amazón) Cambiando el nombre de tu empresa, podrás adaptar tu marca y/o tu empresa a los nuevos tiempos con un hombre que se ajuste más a su público, que sea más fácil de pronunciar y que haga que los clientes potenciales se sientan identificados con tu marca con lo que representa.

 

 

  • El nombre de tu empresa se asocia conceptos que no te interesan: Como ya te explicamos en el artículo “13 errores típicos al elegir el nombre de tu empresa” elegir un nombre no es nada fácil y es fácil caer en errores típicos. Y lo cierto es que si eliges el nombre de tu empresa sin haberte asesorado por profesionales de identidad corporativa o sin haber realizado previamente un estudio de naming es muy probable que crees un nombre que, por ejemplo, se asocia a conceptos que no le interesan a tu marca. Como por ejemplo esta cafetería de Barcelona, que seguramente y de forma muy naif decidió ponerle “L’arcada” en honor a los arcos, sin tener en cuenta que ese nombre es polisémico y, tanto en castellano como en catalán, también significan “movimiento violento del estómago, anterior o simultáneo al vómito”.  Obviamente una mala asociación para tratarse de un restaurante, ¿no os parece? En este caso, sería muy recomendable hacer un cambio de nombre.

 ejemplo mal nombre

 

  • El nombre de tu empresa se ha vuelto un nombre común: Como explicamos hace bastante tiempo en el artículo “De marca top a nombre genérico”, que el nombre de una empresa o de un producto o servicio se convierta en un nombre genérico tiene sus ventajas y sus desventajas. Pero definitivamente puede ser un impulsor para que tengas que cambiar el nombre de tu empresa, marca o producto. Es el caso de las “Natillas Danone”, que finalmente tuvieron que cambiarle el nombre a Danet ya que Natillas era un nombre genérico que podía utilizar también la competencia. 

 

  • ejemplo mal nombreEl nombre de tu empresa es peyorativo y limita tu entrada o tu éxito en un país: En la inmensa mayoría de ocasiones, no se suele tener en cuenta el significado internacional de un nombre. Pero si quieres ampliar tu negocio a nuevos países ¡es mejor que lo tengas muy en cuenta! Ya te explicamos algunos ejemplos en el artículo “Naming”, pero lo cierto es que hay infinidad de pequeñas y medianas empresas que se lanzan al extranjero sin haber analizado su nombre y significados al detalle. Y esto se puede convertir en una auténtica “Kagada”, como en la foto del ejemplo ; ) En este caso, habrá llegado el momento de realizar un cambio de nombre a tu empresa.

 

  • El nombre de tu empresa ya está registrado como razón social: Este factor es más fácil de revisar, sobretodo si cuentas con una gestora que te ayuda a realizar trámites legales. Porque si eliges un nombre que ya está registrado como razón social es muy probable que lo tengas que cambiar.

 

  • El nombre de tu empresa ya está registrado como nombre comercial: Pasa exactamente igual con los nombres comerciales. Es imprescindible asesorarse antes de elegir el nombre de la empresa ya que si el nombre comercial ya está registrado nos tocará realizar un cambio de nombre. 

 

  • El nombre de tu empresa no hay ningún dominio disponible: Esta última opción no es fundamental, ya que se pueden buscar dominios alternativos, pero teniendo en cuenta la importancia de internet y de tener una buena página web o tienda on line para aumentar las ventas y captar clientes, el nombre del dominio se ha vuelto fundamental. Por lo que, si todas las opciones de dominios interesantes para tu marca estuvieran ocupadas, podría terminar llevándote a realizar un cambio de nombre para tu marca.
 
Como has podido ver, un cambio de nombre puede ser muy necesario en determinadas situaciones ¿Es tu caso?
Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo