6  cosas que debes tener muy claras antes de renovar tu web

Comparte
Votos

6 cosas que debes tener en cuenta antes de renovar tu webMuchas empresas tienen páginas webs totalmente desfasadas.
 
Todas las semanas recibimos peticiones de presupuesto de clientes que necesitan renovar sus webs. Y lo cierto es que, como ya explicamos en el artículo que escribimos hace algún tiempo y que hemos revisado y actualizado este verano “13 motivos por los que debo re-diseñar mi web” hay muchos motivos que pueden hacer necesaria una renovación de tu página web.
 
Sin embargo, no todos los empresarios son conscientes de lo que implica renovar una página web y muchas veces se encuentran con sorpresas que les rompen un poco los esquemas. Por eso, hemos querido explicar en este artículo algunos consejos para que puedas renovar vuestra web sin problemas y consigas una web perfecta para tu empresa:
 
 
6 consejos y/o pasos que debes tener en cuenta antes de renovar tu web:
 
 
1. Verificar propietario del dominio:
 
Nos hemos encontrado ya con varios clientes que cuando han querido renovar su web se han dado cuenta que la empresa que les hizo la web vieja y que les compró el dominio se “olvidó” de ponerlos como propietarios. De hecho hace ya algún tiempo dedicamos el artículo “¿Eres el auténtico propietario de tu web?” exclusivamente a este tema, ya que este “olvido” podía convertirse en un gran dolor de cabeza (y por desgracia para alguno de nuestros clientes se convirtió en un dolor de cabeza que por suerte pudimos solucionar).
Por eso, antes de renovar tu web, asegúrate de que tú o tu empresa sois los propietarios del dominio de vuestra web ya que, de no ser así, la empresa que sea propietaria tiene el poder absoluto para subir y bajar la web, venderlo al precio que considere, etc.
 
2. Verificar propietario del servidor:
 
Suele pasar exactamente lo mismo con el servidor. De hecho, la experiencia que hemos tenido con algunos clientes que habían tenido problemas de propiedad de dominio, tenían también problemas de propiedad del servidor. Y esto implica que si tu no eres propietario del servidor donde está alojada tu web, el propietario (en papeles) puede bajar el contenido, modificarlo,… o simplemente prohibir que se suba la nueva página web. Por eso, antes de renovar tu página web, asegúrate de que tú o tu empresa sois los propietarios del servidor donde está subida vuestra web.
 
3. Tener los objetivos y funcionalidades de la página web minimamente definidas:
 
Ya hemos hablado muchas veces de que en internet no hay que estar por estar. Todo debe tener un fin que debe responder a unos objetivos. De lo contrario, renovar la página web será un gasto en vez de una inversión. 
Por eso, antes de renovar tu web, es crucial que tengas muy claro qué quieres conseguir con la nueva web: aumentar las ventas, ofrecer servicio técnico, captar nuevos clientes, fidelizar a los clientes que ya tienes, etc. 
Ten en cuenta que los objetivos que tengas marcarán las funcionalidades que necesitará tu nueva web: desde el tipo de administración, la cantidad de idiomas, si tendrá blog incorporado o no, si se podrá reservar una cita on line, comprar productos on line, tener una zona de descargas para usuarios registrados o un área personal donde los cli
entes puedan acceder a su información, materiales y productos personalizados. 
Por eso es básico tener muy claros los objetivos y las funcionalidades que quieres en tu nueva web ya que así será más fácil crearla de forma estratégica y presupuestarla sin sustos (ya que no cuesta lo mismo crear y por lo tanto no vale lo mismo una web sencilla que una web con muchas funcionalidades específicas)
Cuanto más claros tengas los objetivos y las funcionalidades más fácil será obtener presupuestos reales y sin sorpresas de lo que cuesta la web que necesitas, y más fácil será que una vez esté realizada la web puedas cumplir de forma rápida y eficaz todos los objetivos que te habías propuesto recuperando rápidamente tu inversión.
 
4. Tener claro el tipo de profesionales web con los que vas a trabajar y sus valores:
 
Una vez tienes los objetivos y funcionalidades claras es el momento de decidir la agencia de marketing digital especializada en diseño web que más te convenga. En el artículo ”8 consejos para elegir los desarrolladores web más adecuados para tu empresa” encontrarás algunos consejos que seguro te serán muy útiles a la hora de decidir qué empresa de diseño y programación web es la idónea para el tipo de web que necesitas.
 
5. Tener una estructura de contenido de la página web minimamente definida:
 
Muchas empresas no son conscientes de la importancia de la estructura de la web para su óptimo funcionamiento y posicionamiento. Pero la estructura de una web es un elemento que se debe trabajar al detalle para asegurarnos que de nuestra web consigue los objetivos que se había propuesto.
Además, es muy difícil presupuestar una web que no tiene una estructura definidas. Ten en cuenta que no es lo mismo realizar una web con 4 pestañas y dos sub-pestañas que una web con 8 pestañas, 30 sub-pestañas y 12 sub-sub-pestañas.
Por eso es crucial que tengas muy claro cuál será la arquitectura que a priori deberá tener tu página web. Piensa dependiendo de la estructura de la página web, será más adecuado un tipo de diseño web u otro. Nosotros, por ejemplo, siempre sole
mos hacer recomendaciones de estructuras web idóneas basadas en las necesidades y objetivos del cliente, ya que dependiendo de qué quiera conseguir cada cliente y las necesidades concretas de comunicación que tenga.
Por eso, siempre recomendamos trabajar la estructura de la web a nivel del marketing y del branding para asegurarse de que todos los elementos que conforman la web están alineados para conseguir los objetivos de negocios establecidos y así poder rentabilizar de forma mucho más rápida la inversión realizada para tener una página web que realmente funcione.
 
6. Tener el contenido básico de la página web preparado y ordenado: 
 
Esta opción está muy relacionada con los timmings y la entrega de los proyectos. Y es que tener el contenido preparado hace que desarrollar la página web sea más fácil y más rápido.
Por ejemplo, nosotros una vez tenemos la estructura de la web definida solemos tardar aproximadamente un mes en realizar una página web creada a medida de las necesidades del cliente y programada desde 0. Sin embargo, los tiempos varían en función a los tiempos del cliente. Es decir, si el cliente no tiene el contenido preparado y ordenado, será imposible garantizarle que tendrá su web en un mes, ya que dependemos de su contenido (textos, imágenes, fotos, traducciones, plataformas de pago, métodos de envío, tarifas de envío, datos del servidor, etc.) para terminar de desarrollar su página web.
Ten en cuenta que nadie sabe de tu empresa tanto como tú. Por lo que nadie podrá redactar un contenido básico que deberá explicar tu web mejor que tú.
Además, en nuestro caso en concreto, siempre revisamos el contenido del cliente para asegurarnos de que es lo más SEO friendly posible  y le aconsejamos y re-editamos el contenido en función de sus necesidades, objetivos y siguiendo técnicas periodísticas de marketing de contenidos para fomentar el engagment del cliente y la captación de clientes potenciales. Pero siempre necesitamos partir de la base que nos pasa el cliente ya que es el que mejor conoce la empresa, productos, funcionamiento, etc.
Por eso, es muy recomendable que antes de contratar a una empresa para que te re-diseñe tu página web, tengas medianamente claro y trabajado el contenido básico a partir del cual se terminará de crear el contenido final para tu web, ya que sino es posible que el desarrollo de tu página web se alargue más de lo esperado.
 
 

6 cosas que debes tener en cuenta antes de renovar tu web

 
 
Como has podido ver, y aunque cada página web es un mundo, cuánto más claros tengas estos 6 elementos, más fácil será renovar tu página web y asegurarte de que la inversión que realizar en una nueva página web es rentable, útil, rápido y fácil de amortizar.
 
¿Necesitas ayuda con tu web? Si es así, no dudes en escribirnos.
 
:) 
 
Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo