5 errores críticos que seguramente tiene tu página web

Comparte
Votos
errores críticos web
 
Los amigos de SEMrush, una de las más populares herramientas de SEO, SEM y estrategia digital del mercado ha realizado un estudio a 150.000 páginas webs seleccionadas de forma totalmente aleatoria. Y sus resultados han resultado sorprendentes a la vez que alarmantes:
 
8'3 de cada 10 webs analizadas tienen problemas que afectan a su funcionamiento y rendimiento.
 
Es decir, menos del 20% de las webs analizadas funcionaba correctamente. Pero además, el mismo estudio ha descubierto que:
 
El 44% de las webs tiene, cómo mínimo, un problema crítico que afecta a la programación de la web.

 

¿Cuáles son los errores críticos más habituales en las páginas webs?

 
Advertencia: Si no tienes un mínimo de conocimiento sobre diseño y programación web es probable que estos errores te suenen a chino. Pero son cruciales para el buen funcionamiento de tu web y para mejorar su posicionamiento orgánico en Google (SEO), así que ¡toma nota y arréglalos cuanto antes!
 

Los 5 errores críticos más comunes en las páginas webs:

 

1. No minimizar la cantidad de Javascript de tu web: 

 
Este problema se ha encontrado en el 68% de las webs analizadas.
El JavaScript es un lenguaje de programación muy habitual en todas las webs ya que permite aportar dinamismo al diseño web así como efectos visuales mediante funciones que se ejecutan de forma rápida. Es tan habitual que se calcula que 9 de cada 10 páginas web lo utilizan. Sin embargo, y pese a que aporta grandes ventajas al diseño web, uno de sus principales inconvenientes es que implica introducir grandes fragmentos de código a la programación de cualquier web. Este exceso de código hace que internamente esté más desordenada y sea más pesada. Por eso, 
 
Solución: ¡Pon tus Javascript a dieta! y que el responsable de tu web utilice el mínimo de JavaScript que sean necesarios. Y que además, reduzca al máximo los archivos eliminando espacios en blanco, líneas innecesarias, código obsoleto, comentarios del desarrollador,… con esto además de reducir el tamaño del archivo JavaScript también mejorarás la velocidad de carga.
 
 

2. Tener una velocidad de carga muy lenta: 

 
Este problema se ha encontrado en el 43% de las webs analizadas.
Cómo ya explicamos en el artículo “5 consejos para optimizar la velocidad de carga de tu web, blog y tienda on line” hay muchos factores que pueden afectar a la velocidad de carga de una web: desde la elección del servidor, hasta la configuración del mismo, el uso de una programación adecuada o el peso de tu web, por mencionar algunos. Y una web que tarda en cargar es una web que pierde clientes a cada segundo que tarda. Concretamente, y como explicamos con más detalle en el artículo “4 grandes motivos para mejorar la velocidad de carga de tu web”, cada segundo que tarda en cargar pierdes un 7% de las conversiones. Por eso es fundamental que detectes cuál de todos los factores que afectan a la velocidad de carga de una web está haciendo que tu página web tarde más en cargar de lo que debiera.
 
Solución: Analiza tu web con la herramienta de Google PageSpeed insights y que el responsable de tu web haga todas las mejoras que te indica la herramienta para mejorar la velocidad de carga de tu página web.

 

3. No comprimir la cantidad de Javascript de tu web: 

 
Este problema se ha encontrado en el 43% de las webs analizadas.
Y es que además del tamaño de los archivos Javascript también afecta la cantidad de archivos que tiene tu web.
Por eso cuando los motores de búsqueda entran a una web con muchos JavaScript pasan mucho tiempo leyendo todo el código y el contenido de la web, lo que termina repercutiendo la respuesta de una web.
 
Solución: Que el responsable de tu web comprima los javascript para que ocupen y pesen lo mínimo posible para optimizar al máximo su funcionalidad y rendimiento.
 
 

4. No añadir caché a los archivos CSS y Java Script: 

 
Este problema se ha encontrado en el 25% de las webs analizadas.
La memoria caché es una memoria muy rápida que tienen los dispositivos (ordenadores, móviles, etc) y que permite almacenar de forma temporal los datos que el procesador visita de forma habitual. Así, gracias a este almacenaje temporal, el procesador recuerda algunos aspectos de las webs de forma instantánea haciendo que los usuarios puedan ver rápidamente el contenido sin tener que esperar.
Eso implica que si no habilitas la memoria caché en tu web, no importa las veces que el usuario entre a tu web que siempre le tendrá que cargar toda la información de tu web desde 0, haciendo mucho más lento su acceso (y si es desde un móvil con conexión 3G puede ser lentísimo de cargar la web por completo)
 
Solución: Que el responsable de tu web habilite la memoria caché para tu web, así los usuarios podrán acceder de forma mucho más rápida al contenido de tu web.
 

5. No comprimir las páginas:  

 
Este problema se ha encontrado en el 17% de las webs analizadas. 
Se considera que una página es pesada cuando pesa más de 2MB. Pero no es que únicamente cuando una página web pesa más de 2MB se considera una página web pesada y ya está.  Sino que es muy probable que de errores y que haga que pierdas visitas y clientes potenciales. 
Piensa que cada vez que alguien quiere ver tu web, tu servidor debe transferir los archivos de tu web hasta el servidor de cada usuario, y desde el servidor de cada usuario al dispositivo del usuario. Por lo que, cuanto más ligera sea tu web más fácil será transferir todos esos archivos correctamente. 
Ten en cuenta que el cómo verá tu web tu cliente potencial dependerá de muchos factores: la velocidad y potencia de tu servidor, la velocidad y potencia de su servidor, el tipo de conexión al servidor (calidad del Wifi, 3-4-5G…) Por lo que si además le sumas que la web tiene archivos muy pesados que transferir, es muy probable que genere problemas por el camino y que al final el cliente potencial no pueda ver ni navegar correctamente por tu página web.
 
Solución: Pon a tu web a dieta y ponle una faja. Es decir, que el responsable de tu web reduzca al máximo el peso de todos los archivos de tu web y una vez subidos, comprime las imágenes, los vídeos, los Javascript, los CSS…
 
 
Como has podido ver, pese a que estos 5 errores críticos con muy comunes, y es muy  probable que la web de tu empresa cometa alguno de ellos, ¡todos tienen solución!
 
¿Necesitas que te ayudemos a mejorar tu web? Escríbenos y nuestro departamento de desarrollo web estará encantado de ayudarte a optimizar tu web
Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo