5 Consejos para diseñar papelería corporativa y elementos de branding

Comparte
Votos

disen?arpapeleria_Mesa de trabajo 1

 

Como ya te explicamos en el artículo “21 elementos que te ayudarán a mejorar el branding de tu empresa” si quieres que tu empresa tenga éxito es necesario que toda la identidad corporativa esté alineada. Y para ello, debes mantener una identidad visual homogénea en todos los elementos con los que puede entrar en contacto tu cliente potencial.

 

Es decir, debes cuidar el diseño de todos los elementos de tu empresa, desde el logotipo, o la web hasta los talonarios autocopiativos que le des al cliente como recibo ¡Todo debe transpirar la esencia de tu empresa! 

 

Ten en cuenta que cuidar el branding de tu empresa tiene muchos beneficios.

10 beneficios de cuidar el diseño y el branding de una empresa

 

  1. Permite convertir una empresa en una marca
  2. Llena de personalidad propia a una marca
  3. Añade valor agregado a la marca
  4. Diferencia la marca de la competencia
  5. Reduce el riesgo de ser afectado por una guerra de precios
  6. Genera confianza y seguridad en los usuarios
  7. Crea marcas aspiracionales
  8. Reduce la inversión en publicidad
  9. Optimiza el retorno de la inversión
  10. Reduce el riesgo de plagio



Como puedes ver, los beneficios de cuidar la identidad corporativa son muchos y muy ventajosos para las marcas que los tienen en cuenta.

 

Pero, ¿Cómo debo aplicar el diseño del logotipo y los elementos corporativos para crear una marca fuerte?

Esta suele ser una pregunta que nos hacen los clientes habitualmente. Por eso, hemos querido resumir los factores que si o si debes tener en cuenta.

 

5 consejos para diseñar elementos de papelería corporativa y branding

 

Tanto si estás pensando en renovar los elementos de papelería corporativa como cualquier otro elemento de branding, debes tener en cuenta los siguientes factores:

 


1. Diseño del logotipo:

 

El diseño del logotipo también es un factor que puede convertirse en crucial a la hora de diseñar elementos de papelería y branding.


El diseño de un elemento de identidad corporativa no tiene límites, al menos de entrada. Sin embargo, cuando hablamos de reproducir ese logotipo, imagotipo,... en papel nos encontramos algunas limitaciones. Por ejemplo:

 

  • Los logotipos con líneas muy finas se ven peor cuando se reproduce en sitios pequeños. 
  • Los logotipos muy recargados pierden definición en reproducciones pequeñas.
  • Los logotipos muy coloridos no siempre se reproducen del color exacto (a no ser que estén determinados los Pantone)



Por desgracia, no hay una patrón para que el diseño sea de calidad pero, a grandes rasgos, podemos afirmar que cuanto más simple y más atemporal sea el logotipo mejor funcionará.

 

Por eso, es fundamental trabajar con agencias de diseño de logotipos profesionales en el proceso de construcción de la marca. De esta forma te asegurarás que el diseño de la identidad corporativa de tu empresa sea lo más adecuada posible.

 

2. Calidad del logotipo:

El término de calidad del logotipo es un tanto ambiguo porque va mucho más allá de un bonito diseño. Un logotipo de calidad debe reproducirse bien.

Este factor es crucial para el éxito de cualquier marca. No hay nada peor que entregues una tarjeta de empresa con el logotipo pixelado. Estarás poniendo en serio peligro la imagen y el posicionamiento de tu empresa.

Para evitarlo, en la mayoría de imprentas te pedirán el logotipo trazado y/o vectorizado. De esta forma podrás obtener reproducciones nítidas del logotipo de tu empresa. 

 

Y en el caso que no puedas acceder al logotipo vectorizado (que sería la opción ideal) deberás facilitar el logotipo en alta resolución para que la calidad del diseño no se vea comprometida.
La resolución de las imágenes se calcula en “Dpi” o puntos por pulgada. Lo ideal cuando se trabaja con documentos impresos como flyers, catálogos, libros, etc. es entregar todas las imágenes en 300 dpi para asegurar la alta calidad de la reproducción.

Por lo que, en caso que no tengas el logotipo vectorizado, deberás tenerlo en formatos JPG o PNG a 300 dpi.

 


3. Negativos del logotipo:

Además del logotipo en positivo (tal y como lo usas) a veces es necesario ponerlo sobre fondos oscuros. Ya sea porque el diseño de la tarjeta de empresa queda visualmente más atractivo o porque estáis haciendo una colaboración con otra empresa y debes poner el logotipo sobre el fondo oscuro.

En cualquier caso, además del logotipo “habitual”, necesitarás la versión en negativo. Es decir, la versión del mismo logotipo con los colores invertidos.
Por eso, ten estandarizado la versión en negativo y vectorizada del logotipo de tu empresa para que puedas utilizarlo sobre cualquier tono sin perder visibilidad.

 

4. Tamaño del logotipo:

Tanto si haces tarjetas, como talonarios, catálogos... o lonas publicitarias, necesitarás un logotipo versátil. Es decir, un logotipo que lo puedas reducir a la mínima expresión y hacer en versión gigante y que funcione con la misma potencia en ambos casos.

Para solucionar estos factores las agencias de diseño solemos poner a prueba los logotipos con diversas reducciones y ampliaciones y así comprobar que siguen funcionando correctamente.

También te ayudará crear un manual de identidad corporativa en el que estandarices las medidas mínimas de reducción y, en el caso de que las haya, especifiques las normas de reducción. Por ejemplo, que si estás haciendo una tarjeta de empresa y tienes que poner en logo en tamaños inferiores a 2 cm se utilice solo el isotipo.

 


5. Espacios del logotipo:


El logotipo no es solo la parte de la letra y el dibujo. También parte del logotipo pasa por el espacio en blanco que lo rodea. Es decir, el margen o la distancia de seguridad que debes dejar entre el logotipo y el resto de elementos del diseño: textos, imágenes,  sangrados,...

Ten en cuenta que si el logotipo tiene poco margen se verá ahogado y no lucirá. Y si el margen es demasiado grande empequeñecerá al logotipo.
No hay una distancia que se deba usar siempre. Sino que dependerá en cada caso. Pero para que tengas una referencia intenta que el margen sea superior a la mitad del tamaño del logotipo. De esta forma el logotipo quedará enmarcado y tendrá el protagonismo que se merece.

En este caso, también es recomendable añadir los espacios del logotipo al manual de identidad corporativa. De esta forma conseguirás estandarizar y homogeneizar el uso de los espacios del logotipo siempre, lo use quien lo use.


 

Además, de estos factores tendrás que tener en cuenta los requisitos que te marque cada elemento de publicidad en concreto. Por ejemplo: en caso de hacer representaciones gráficas de publicidad impresa como calendarios, catálogos, carteles, etc. tendrás que tener en cuenta las medidas de cada formato, el sangrado necesario y las marcas de corte que te requiera la imprenta, etc.

 

Pero a grandes rasgos, estos 5 factores serán determinantes en cualquier elemento de identidad corporativa que necesites crear para tu empresa, desde las tarjetas de visita hasta los flyers promocionales que hagas.

Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo