4 cambios en los hábitos de compra del consumidor post-covid

Comparte
Votos

4-cambios-habito-compra-consumidor-post-covid_Mesa de trabajo 1¿Sabías que las campañas publicitarias iniciales que apelaban al conjunto de la sociedad han dejado de funcionar? ¿Conoces los nuevos cambios de hábitos individuales que han surgido tras la pandemia?

 

En este artículo te explicamos cómo enfocar las nuevas campañas de comunicación y los tipos de target según cómo afronta la pandemia. 

 


No es momento para mensajes que apelan a lo común y colectivo

 


Recientemente se han publicado varios informes que aseguran que no es momento para transmitir mensajes que apelan a los aspectos comunes de la sociedad y al colectivo en general. 

 

La nueva realidad sanitaria ha empujado a socializar en grupos más reducidos. Transformando la idea de una sociedad generalizada a enfocarse en un entorno más próximo: la familia, la pareja o los amigos de confianza.

 

 

El impacto del COVID-19 ha transformado las actitudes y el comportamiento del consumidor. Este comportamiento refleja una evolución desde principios de la pandemia donde la sociedad proyectaba un sentimiento compartido. 

 

De este modo, se han detectado diferentes variaciones en la actitud referente al consumo y la percepción de los mensajes de las marcas. Esto es debido a la incertidumbre económica y la duración de la gravedad de la situación sanitaria actual. 

 

 

Nuevas estrategias de precio y promoción en las marcas según el target 

 

Como gran conclusión, la forma desigual de vivir la pandemia muestra una fractura social que crea distintas experiencias. 

 

Por ejemplo: En líneas generales, por edad, los jóvenes son los que sienten más desconcierto y frustración. Esto es debido, en parte, a que es el colectivo que más ha perdido su trabajo por la crisis sanitaria. 

 

El  consumidor post-COVID-19 ha cambiado sus hábitos de compra. Y en este artículo descubrirás  cómo se comporta el target de tu negocio en esta nueva realidad y cómo aumentar las ventas.

 

La pandemia ha dejado 5 tipos de consumidores:

 

1. Resistente: fuertemente afectado por la COVID-19 tanto en lo emocional como en lo económico. A pesar de ello,  trata de superar la situación intentando llevar una vida lo más normal posible.

 

2. Asustado: preocupado por la situación general con casos cercanos de covid. Muy sensibilizado con la cuestión sanitaria aunque en lo económico, ha logrado evitar el impacto.

 

3. Empoderado: ha salido indemne de la crisis. No le ha afectado la pandemia económicamente y solo de forma débil en lo emocional. Se siente optimista sobre el futuro y trata de minimizar la situación.

 

4. Expectante : le preocupa la evolución de la cuestión económica en el largo plazo. En referencia a las expectativas de su futuro laboral y económico.

 

5. Hockeado: muy afectado a nivel emocional. Le gusta desconectar y siente cierta obsesión. Su estado de ánimo ha empeorado en esta segunda oleada.

 

El marketing en la era pos-Covid-19

 

La palabra clave, que es la que lo ha cambiado todo, es ‘distancia’. De acuerdo con esa distancia social que hemos de mantener, hemos potenciado el modelo de compra online, que ya estaba creciendo en nuestro país, pero que se ha consolidado. 

4357657_2

 

Por esa distancia, hemos llegado a comprar por internet productos que jamás hubiéramos imaginado, como pan o carne. 

 

Creemos que cuando se acabe todo esto, volveremos a un cierto punto de equilibrio. En todo caso, la venta online ha supuesto la salvación de muchas empresas que tuvieron que cerrar físicamente en plena pandemia. 

 

El proceso de digitalización enfocado a la venta global implica muchas áreas de la empresa. Para mejorar la productividad a partir de la tecnología hay que considerar estos aspectos:

 

  • Implantar un CRM 

 

  • Aplicaciones de seguridad

 

  • Marketing digital

 

  • Ofimática, venta online y facturación electrónica

 

  • Pasando por servicios más sofisticados e innovadores basados en tecnología Blockchain o de Big Data

 

Sin embargo, con el contexto actual de crisis sanitaria, económica y social. Las limitaciones derivadas en la venta tradicional, hacen que cambie el modo de relacionarse digitalmente con los clientes y la venta a distancia, ya sea con entrega en domicilio o recogida en tienda.

 

Las empresas están explorando varias posibilidades y se están enfrentando a dos escenarios. Por un lado, están aquellas que han decidido iniciar la venta online, con la creación de una página web completa, con un sistema de pago funcional e integrado. 

 

Por otro lado, se sitúan aquellas empresas que quieren acceder al mercado no presencial con una fórmula mixta, entre el negocio tradicional y la venta online.

 

Aunque el cliente compra más online, también quiere volver a la tienda física. De ahí que la omnicanalidad, entendida como la experiencia de compra en su conjunto independientemente de si se realiza a través del canal online u offline, se haya vuelto imprescindible.

 

 

La experiencia del consumidor o consumer journey

 

Gracias al seguimiento de los datos de los clientes se logrará una relación a largo plazo de experiencias adaptadas a cada cliente. Es decir se logrará el customer journey, todas las fases por las que pasa una persona desde que identifica una necesidad hasta que adquiere un producto o servicio para satisfacerla. 

 

Así entendemos el recorrido que hace el usuario y vemos dónde puede haber grietas o fugas que provocan que la compra no se acabe efectuando.

 

En cuanto al servicio de atención al cliente, para optimizar la experiencia hay que desarrollar estrategias en las que este sea el centro y, tal y como hemos visto durante el estado de alarma, que estén basadas en la empatía. 

 

Durante este periodo, por ejemplo, algunos gimnasios ofrecieron clases online, igual que los centros de formación. Marcas de ropa hicieron promociones y ventas privadas y otras de cosmética, tutoriales a través de sus redes sociales.

 

La aparición de un nuevo segmento: el old-line

 

Durante el confinamiento, los mayores han dejado de salir para hacer ciertas compras o gestiones, como las bancarias. Por eso, la banca online ha apostado por un nuevo servicio, el old-line, dirigido a las generaciones de personas mayores a las que, sin salir de casa, los bancos les han estado dando también un servicio. 

 

No solo los consumidores, también autónomos y empresas han aumentado de forma sustancial su interacción con el banco de forma virtual. 

 

Estos son los nuevos 5 tipos de consumidores que ha dejado la pandemia. Ahora que el comercio electrónico sigue consolidándose a día de hoy como una de las grandes tendencias de los últimos años.

 

 ¿Qué te han parecido? ¿Crees que cada vez son más las empresas que apuestan por el mercado del comercio online? 

 

Si tienes dudas sobre qué web o plataforma e-commerce es más adecuada para tu empresa o necesitas aumentar las ventas a través de tu canal, no dudes en escribirnos. Nuestro equipo de diseño web y estrategia digital estará encantado de asesorarte.




Fuentes: Idearium 3.0, Marketing News, La Vanguardia

 

Comparte

Comenta este artículo