10 motivos por los que los clientes prefieren a la competencia

Comparte
Votos

10 motivos por los que los clientes prefieren comprar a la competenciaLa competencia puede causar muchos dolores de cabeza a cualquier tipo de empresa, ya sea PYME o gran multinacional.

 

Por eso, además de conocer y controlar a la competencia directa y a la competencia indirecta al detalle, debemos saber porque los clientes prefieren comprar los productos y servicios a nuestra competencia en vez de a nosotros.

 

Os dejamos los 10 motivos más comunes por los que los clientes prefieren comprar productos y servicios a nuestra competencia:

 


1. Los productos y servicios de la competencia son más baratos

En época de vacas flojas el precio es un factor determinante y muchos consumidores valoran el precio de los productos y servicios por encima de cualquier otro aspecto. Sin embargo, como ya explicamos en el artículo “la verdad de las marcas blancas”, los consumidores suelen guiarse más por la ecuación calidad-precio-satisfacción a la hora de decidir sus compras. Por lo que, si nuestra competencia nos está ganando en precio, podemos rebajar nuestros precios u ofrecer una relación más atractiva de la ecuación calidad-precio-satisfacción.

 


2. La competencia tiene mejor atención al cliente

La atención al cliente es un factor determinante cuando vendemos tanto productos como servicios. Y en el caso de que vendamos servicios puros, y servicios mixtos, tener una buena atención al cliente es fundamental para el éxito de nuestro negocio. Por eso, si nuestra competencia nos está sacando delantera gracias a la atención al cliente que ofrece debemos mejorar la nuestra y, a ser posible, añadir aspectos relevantes de atención al cliente que no esté ofreciendo la competencia. En este caso, puede sernos muy útiles externalizar un estudio de mistery shopping para analizar las diferencias entre la atención al cliente que se da en nuestra empresa versus la atención al cliente que ofrece la competencia. 

 


3. La competencia ofrece más garantía


Cuando vendemos productos o servicios que no son de compra impulsiva, las garantías que ofrecemos como marca serán uno de los aspectos a valorar por los clientes potenciales. Por ejemplo, si nosotros vendemos un productos con 2 años de garantía y la competencia vende el mismo producto o muy similar con 5 años de garantía es muy probable que los clientes terminen por comprarle a la competencia. Por eso, debemos trabajar las garantías que ofrecemos como marca, ya que ofrecen seguridad a nuestros clientes y además nos ayuda a mejorar nuestro posicionamiento en la mente de nuestro consumidor, nuestra reputación y nuestras ventas.

 


4. La competencia vende productos o marcas de referencia para el cliente

Cuando las marcas están bien trabajadas son sinónimo de garantía de calidad para el cliente. Por eso, las marcas que vendemos son una referencia de la seriedad y profesionalidad de nuestro negocio. Además, los clientes se agrupan por estilos de vida. Y en muchas ocasiones reflejan su estilo de vida en las marcas que compran. Por eso, es muy importante analizar en profundidad y tener bien segmentados a nuestros clientes para determinar qué marcas representan a su estilo de vida, ya que si no se las ofrecemos nosotros, las buscarán en la competencia.

 


5. La competencia está mejor posicionada que nuestra empresa en la mente del consumidor

Aunque vendamos exactamente lo mismo que nuestros competidores, si nuestra competencia ha trabajado mejor su branding y su imagen de marca, es muy probable que tenga una mejor posición en la mente de los clientes potenciales y por lo tanto, que venda más que nosostros. Por eso, debemos estudiar cuál es el posicionamiento de nuestra empresa respecto a la competencia, ya que nos dará una mapa de que aspectos debemos reforzar de nuestra marca para ganarle cuota de mercado a nuestra competencia.

 


6. La competencia tiene más visibilidad

La ubicación es un factor clave para muchos negocios. Sobretodo para aquellos que venden productos al por menor. Y si nuestra competencia está mejor ubicada que nosotros y tiene más visibilidad es muy probable que consiga más clientes que nosotros. Si este es nuestro caso, tenemos dos opciones: hacer un estudio de ubicación y mudar nuestro negocio al lugar idóneo o hacer un plan de comunicación y realizar unas buenas campañas de publicidad tradicional y no tradicional para captar los clientes.

Del mismo modo pasa con nuestra página web. Si la web de nuestra competencia posiciona mejor en los resultados que ofrecen los motores de búsqueda es muy probable que terminen comprándole a ellos y no a nosotros. Por eso debemos tener una web optimizada para los buscadores, analizar cuál es nuestro posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda y realizar una estrategia SEO para mejorarlo.

 


7. La competencia ofrece un valor añadido

La propuesta de valor añadido es el mejor arma que pueden ofrecer las empresas. Y si nuestra competencia ofrece cualquier elemento que agregue valor añadido que sea importante para el público potencial, es muy probable que se lleve con facilidad a nuestros clientes. Por eso, debemos antes de montar nuestro negocio debemos estudiar a la competencia, estudiar a nuestro público potencial y determinar una propuesta de valor añadido diferencial que nos demarque de la competencia. Pero si nuestro negocio ya está en marcha, debemos realizar un plan de marketing enfocado en crear una propuesta de valor añadido lo suficiente atractiva para el público potencial que consiga no solo aumentar nuestra cuota de mercado, sino convertirnos en referentes en nuestro sector.

 


8. Nuestra empresa tiene mala reputación

La reputación es un concepto etéreo capaz de hacer que nuestros clientes se vayan a la competencia. Porque si nuestra competencia tiene mejor reputación que nosotros es muy probable que sea la primera opción para los clientes potenciales. O si, simplemente, nuestra empresa tiene mala reputación, nos será prácticamente imposible captar a nuevos clientes. Por eso, debemos analizar nuestra reputación, la de nuestra competencia y reforzar con acciones de marketing y comunicación, on y off line, la reputación que tiene nuestra empresa. 

 

 

9. Nuestra empresa es desconocida para los clientes potenciales


De nada sirve que tengamos los mejores productos y servicios si no lo sabe nadie. Y si la competencia es más conocida que nosotros, será la primera opción de compra para los consumidores. Por eso, debemos dar a conocer nuestra empresa, sus productos, servicios, sus valores, sus proyectos, su valor añadido, etc. Para ello, debemos realizar una estrategia de branding y un plan de comunicación integral, on y off line, para que los clientes puedan saber que nuestra empresa existe y que es la mejor opción de compra.

 


10. Nuestra empresa transmite una imagen poco adecuada que genera desconfianza
10 motivos por los que los clientes prefieren comprar a la competencia La imagen que transmite nuestra empresa será determinante para la toma de decisiones de compra. Y si nuestra competencia parece más profesional que nosotros, siempre nos sacará ventaja. Por eso, debemos cuidar hasta el más mínimo detalle todos los aspectos relacionados con la imagen de nuestra empresa: desde tener un logotipo adecuado y profesional y una página web útil y atractiva, hasta el aspecto de nuestro local o el look y el comportamiento que deberán tener todos los trabajadores que estén de cara al público.

Como podéis ver, hay muchos aspectos que pueden hacer que los clientes decidan comprarle a nuestra competencia en vez de a nosotros.

Lo más recomendable es hacer un estudio de mercado para analizar a nuestros clientes y estudiar cuales son sus insights y cual es el motivo concreto que les lleva a consumir productos y servicios de la competencia. Y luego, realizar las acciones de marketing y comunicación más adecuadas para revertir esta situación.

Lo cierto es que conocer los motivos por los cuales los clientes prefieren a la competencia nos ofrece infinidad de posibilidades para aumentar las ventas y mejorar la imagen de nuestra empresa.

¿Es vuestro caso? ¿Sabéis porque los clientes prefieren comprar a la competencia?

Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo