10 errores de marketing de contenidos más habituales

Comparte
Votos

10-errores-de-marketing-contenidos-ma?s-habituales_Mesa de trabajo 1

Los errores en marketing digital no siempre tienen por qué ser malos, ya que en ocasiones el hecho de cometerlos te permite aprender y mejorar. Como con todo, en el ámbito del marketing digital también se cometen errores, pero se pueden remediar e incluso, conseguir resultados mucho más provechosos.

 

En este artículo te enseñaremos los errores más comunes que cometemos a la hora de hacer marketing de contenidos y cómo podemos solucionarlos.

 

10 errores de marketing de contenidos más habituales

 

 

  1. No definir una estrategia

    La estrategia es la base de un negocio, ya que sobre ella giran todas las acciones y fundamentos de una empresa. No tener una estrategia bien definida y planteada hará que tu negocio avance de una manera descontrolada, sin poder llegar a ningún sitio.

     

    Para definir una estrategia es necesario establecer hacia qué público te diriges, cómo serán tus publicaciones, con qué tono te comunicarás con tus clientes o cómo gestionarás tu tiempo.


     

  2. Olvidar el SEO

    Las redes sociales son un fuerte promotor de tu marca pero no puedes olvidar a Google. Es necesario optimizar tu contenido de la mejor manera posible para que tu posicionamiento orgánico mejore. El SEO nunca puede ser olvidado, ya que gracias a él el tránsito a tu web y, como consecuencia, a tu contenido, puede incrementar notablemente.

     

    El SEO será una de las herramientas principales para conseguir que tu web alcance el éxito.

     



  3. No satures a tus contactos con Spam 

    Hoy en día la manera de consumir contenido ha cambiado y cada vez somos más reacios a la publicidad comercial. Trata de ofrecer a tus clientes únicamente aquel contenido comercial que realmente les pueda interesar y, de este modo, reducirás el contenido comercial que llegará a la bandeja de entrada de tus contactos.

    Para ello puedes utilizar alguna plataforma de email marketing freemium alternativa a Klaviyo.

    Ofréceles novedades, descuentos o experiencias nuevas que puedan captar su atención y deja de lado el contenido bulto, ya que esto solo provocará que aumente tu tasa de rebote.


  4. Generar por generar

    Este apartado va muy ligado al anterior. A Google le encanta el contenido nuevo pero este tiene que ser de calidad, tiene que aportar valor al consumidor. De nada sirve que ofrezcas mucho contenido si este no está generando ningún valor a tus clientes.

     

    En estos casos, es necesario replantear tus ideas y generar un calendario de marketing en el que puedas estructurar todo el contenido que quieres ofrecer a tus clientes. Tienes que tener en cuenta que la constancia es un valor fundamental y tienes que ofrecer contenido periódicamente, pero sin abrumar y, sobretodo, que sea de calidad.

     

    Como bien dicen, más vale calidad que cantidad.



  5. Ser impaciente

    El marketing de contenidos no es una obra de cinco minutos y ya. Es necesario repetirlo y aprender de los errores que vas cometiendo a lo largo de su implementación para que, al final, te salga una buena estrategia de la que puedas estar orgulloso. Es necesario aprender de estos errores que cometes en tu web, en tus posts o en las acciones que realices para lograr aprender y mejorar.

     

    Para conseguir una buena estrategia tienes que ir cambiando y adaptándola para llegar a obtener los resultados que deseas.




  6.  No reutilizar tu contenido

    Es ley de vida que a medida que pasa el tiempo, se va generando más y más contenido. Existe mucho contenido que generaste años atrás pero que aún puede tener vigencia actualmente y no tiene que caer en el olvido, ya que si en su momento lo generaste, fue porque creías que podía aportar algún valor a tu cliente.

     

    Una manera muy fácil de reutilizar tu contenido es recordándolo a través de las redes sociales; o si se trata de un artículo de un blog generando segundas partes para que sigan vivos en la mente del consumidor.

     

    El blogging es una herramienta muy buena para crear contenido y con el cual puedes repostear los posts y llegar a aumentar notablemente el tráfico a tu web.



  7. Estilo de comunicación incoherente

    Para cautivar a tus clientes tienes que dirigirte a ellos siempre de un mismo modo. De esta forma, podrán conocer y confiar en tu empresa. Ten en cuenta que si vas cambiando de estilo de comunicación, lo único que conseguirás es confundir a tus clientes.

     

    El estilo de comunicación de tu marketing de contenidos tiene que coincidir con la imagen y esencia de tu marca para así llegar a cautivar a tus clientes.Cuando hablamos de estilo de comunicación nos referimos a los mensajes que les mandas, ya sea desde las redes sociales, con los newsletter o desde tu propia web. 

     

    Todas las plataformas en las que tengas presencia tienen que estar en sintonía y no solo hablamos de los mensajes escritos que les mandas, sino también de las imágenes. Para seguir un estilo de comunicación coherente todo tiene que estar en sintonía y seguir una misma línea y harmonía.

     

  8. Ser monotemático

    A menos que tu empresa vaya dirigida a un nicho de mercado cerrado y con un target muy específico tienes que ofrecer variedad de contenido y temática porque sino solo conseguirás que tus lectores y seguidores se aburran de ti.

     

    Si quieres hablar sobre una temática en concreto trata de ofrecer distintos puntos de vista sobre este mismo tema para que tus lectores vean que eres un especialista y que realmente tienes conocimiento sobre la materia, pero no olvides combinar este contenido con otras temáticas para que tu contenido no caiga en la monotonía.

     

  9.  No promover tu contenido

    El contenido que creas no se difunde solo y no puede llegar a ser conocido por arte de magia. El marketing de contenidos es un promotor de tu marca que tiene mucho potencial, pero de nada sirve si no lo difundes. 

    Las mejores maneras de dinamizar tu contenido es hacerlo a través de newsletters, redes sociales, comunidades o blogs digitales y todas aquellas maneras que se te ocurran para compartir tu contenido y generar interacción.



  10.  No empatizar con tu público

    Este podría ser el apartado más técnico y tedioso, pero es realmente importante para desarrollar un buen marketing de contenidos.

     

    Tienes que analizar las páginas que más gustan a tus clientes, qué les interesa, porque te visitan, desde dónde te visitan y cómo se mueven dentro de tu site. Pero ¡ojo! No solo sirve para conocer los aspectos positivos, sino que también podemos saber dónde deciden abandonar la web.

     

    Realizando este análisis podrás conocer las motivaciones de tus clientes y les podrás ofrecer una mejor experiencia. Ésto te llevará a incrementar el engagement y, muy posiblemente, las conversiones.

     

 

Como has podido ver existen muchos errores que sueles cometer en tu estrategia de marketing de contenidos, pero para todos ellos existen soluciones. 

Si necesitas ayuda para sacar adelante tu marketing de contenidos, o no sabes cómo sacarle el máximo provecho, ¡estamos aquí para ofrecerte soluciones!



Fuentes: Innovapublicidad, Esgalla, Avanza






Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo